CubAlMater

el blog de una universitaria cubana

FELAFACS… ¿?, en fin

FELAFACS terminó hace dos días y me ha quedado una tristeza que no logro entender. No hay causa aparente. El evento salió muy bien, quizás mejor de lo previsto.

Se acreditaron más de 1200 delegados, y de ellos algo más de 900 eran extranjeros. El tema central era la Universidad dentro de la Sociedad del Conocimiento, y sobre eso mucho se dijo. Las conferencias magistrales de Jesús Martín Barbero, Francisco Sierra y Octavio Islas fueron todo un éxito, si consideramos que la sala plenaria del Palacio de Convenciones estuvo llena los tres días. Los Diálogos estuvieron menos concurridos, pero igualmente fueron muy interesantes.

En las tardes, las mesas de trabajo dieron oportunidad a que también los que investigan sin el respaldo de un nombre famoso compartieran sus experiencias. Preguntas, comentarios, opiniones e inquietudes de todos contribuyeron a crear ambientes de fraterno intercambio y colaboración.

El conocimiento y pensamiento académicos fueron los protagonistas.

En las noches tampoco hubo tiempo de descanso. Si me pongo a relatar lo sucedido, me alcanza para un libro. Así que mejor me centro en contar la inolvidable experiencia de ver a Dr. Francisco Sierra, profesor titular de la Universidad de Sevilla, bailando y cantando toda la noche entre jóvenes cubanos y extranjeros en la discoteca del Centro Vasco, y luego sentarse a esperar la madrugada mientras tomaba cerveza y conversaba con los muchachos.

La clausura bailando conga al ritmo de Sur Caribe fue otro momento para recordar.

Pero a pesar de todo, la tristeza sigue, y yo me pongo a indagar posibles causas. Quizás fue porque solo se mencionó a Honduras unos instantes en la clausura, quizás porque nadie recordó a los que quedaron en sus países sin poder venir, quizás porque solo se habló de sociedad del conocimiento, de medios, de poder, de diseños curriculares, de industrias culturales, de mercado laboral, de universidades, y casi no se habló de América Latina.

¿Por qué no se discutió sobre los millones de indígenas que nunca han ido ni irán -si seguimos como vamos- a las universidades, y no sabrán que hay una tal “sociedad del conocimiento”? ¿Por qué no se habló de los millones de niños latinoamericanos que no viven en la sociedad del conocimiento sino en la del trabajo forzado y la miseria? ¿Por qué nadie se preguntó cómo la comunicación puede contribuir a cambiar la realidad tan desigual y contradictoria de nuestra tierra americana?  ¿Es que acaso olvidamos que quienes ya murieron luchando, y quienes luchan hoy su supervivencia, nos piden a gritos que hagamos algo para sacudir de una vez este mundo?

Entre conceptos y pensamientos rebuscados, yo me cansé de buscar sentidos que no encontré.

A FELAFACS le faltó CONTEXTUALIZARSE en el hoy y ahora de nuestro continente. Salvo muy honrosas excepciones (sobre todo cubanas, no es nacionalismo, más bien me duele admitirlo), en FELAFACS se dedicaron a discutir sobre cómo hacer mejor comunicación, mejor investigación, mejores universidades, pero no a cómo hacer de este un mejor continente.

Una sospecha me atormenta y ojalá no encuentre nunca razones para comprobarla, pero me pareció que se trataba de hacerle competencia al campo de la comunicación que se desarrolla en el Primer Mundo, con la cuota de elitismo que ello implica. Eso sería fatal, pues a nosotros, los históricamente oprimidos, no nos toca tratar de competir ni de imitar, nos toca buscarnos nuestro propio camino para andar en busca de nuestro propio horizonte.

Por suerte, la tristeza cede al recordar a Jesús Martín Barbero, una de las honrosas excepciones, cuando puso en dudas esa sociedad del conocimiento y dijo que en nuestro continente lo que tenemos es la sociedad del desconocimiento, si tomamos por conocimiento el saber producido en academia. Habló entonces de otro conocimiento, de ese que es resultado de la experiencia, la innovación y la creatividad de nuestra gente, de ese conocimiento gracias al cual sobreviven hoy nuestros pueblos latinoamericanos.

Alguien le preguntó a Barbero si él era un pesimista, y respondió: “No soy ni pesimista ni optimista, pero tengo esperanza, la esperanza que me dan los desesperados”.

Y entiendo ahora que es ahí donde está la esperanza del cambio: en los desesperados, en los que no tuvieron dinero para pagarse un boleto de avión y asistir a FELAFACS, en los que no tienen dinero para pagar su matrícula en una Facultad de Comunicación privada, en los que trabajan, en los que sobreviven, en los que luchan, en los que sueñan.

Ana Rivero

Yohandry también fue a FELAFACS…

Anuncios

24 octubre 2009 Posted by | América Latina | , , , , , , , , | 1 comentario

Cuba: a las puertas de FELAFACS

Felafacs

Académicos, estudiantes, profesores… en fin, los profesionales de la Comunicación de América Latina se reunirán en Cuba del 19 al 22 de octubre, para dialogar sobre los retos que implica la Sociedad del Conocimiento del siglo XXI para la Universidad actual. El Palacio de Convenciones de La Habana será la sede del XII Encuentro Latinoamericano de Facultades de Comunicación Social.

Entre los principales atractivos del evento se encuentran las conferencias magistrales de los académicos Jesús Martín Barbero, María Teresa Quiroz, Francisco Sierra y Octavio Islas. Los Diálogos, Laboratorios y Mesas  girarán en torno a tres ejes generales:

1- Universidad, Investigación en Comunicación y Pensamiento Contemporáneo;

2- Procesos de Aprendizaje y Prácticas Pedagógicas;

3- Sociedad del Conocimiento y Mercado laboral.

Además del programa académico, el evento cuenta con una atactiva agenda cultural en la que sobresalen la actuación de estudiantes del Istituto Superior de Arte, una muestra de filmografía cubana contemporánea y la presentación de la orquesta Sur-Caribe durante la fiesta de clausura.

18 octubre 2009 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Internet, Comunicación, Sociedad: cambios y contradicciones (II y final)

stockxpertcom_id90702_size450En Internet no solo hay espacio para todas las personas sino también para todos los soportes: aquí se reúnen el texto, el sonido, la imagen. Con todas estas ventajas, algunos han opinado sobre la posibilidad de que la Red sustituya a los medios anteriores. Pero no es eso lo que está sucediendo, hoy asistimos a ese proceso de reacomodo que se produce poco a poco cuando un nuevo medio irrumpe. Lo mismo sucedió con el periódico, la radio y la televisión. Ahora bien, es innegable el impacto que ha tenido Internet en las rutinas productivas de los diferentes medios de comunicación.

El investigador Miquel de Moragas resume cuatro transformaciones producidas por las nuevas tecnologías en el ámbito de la comunicación: “El tránsito del dominio de la mass communication a la proliferación de los procesos de comunicación sectorial e individualizada; la nueva dialéctica local-global en nuestro sistema cultural y de comunicaciones; las transformaciones en los usos de la comunicación y especialmente las nuevas formas de mediación de la comunicación y finalmente, una posible reacción de cansancio de los receptores ante la superabundancia de información que podría determinar un retorno a formas más convencionales de comunicación”.

Uno de los impactos más singulares de Internet es la modificación que produce en las dimensiones del tiempo y el espacio, y en las nociones de lo local y lo global. Sin importar cuán simple sea un hecho ocurrido en algún lugar del planeta, a través de la red puede convertirse en acontecimiento conocido por personas de cada continente. También sucede a la inversa, aunque alguien viaje el mundo entero, podrá mantener el contacto con el pequeño pueblo del que salió.

Todas las transformaciones producidas por Internet consiguen tanto la admiración -a veces el fanatismo- de algunos, pero también las críticas de otros. Es por excelencia el agente promotor de comunicación y amistad en todo el planeta; o es el encargado de resquebrajar el sentido humano y natural de las interrelaciones entre la gente. Es el mayor difusor de información que se conoce, o es el suministrador de contenidos deformantes del hombre como droga, guerra y pornografía. Es el que permite que cada país, región o cultura tenga su espacio, sea valorada, conocida y reconocida; o es el que provoca la pérdida de la identidad de ese país, región o cultura al interrelacionarla constantemente con otras.

videoconferencia

Los elogios o críticas parten, tal vez sin notarlo, de considerar a Internet como un ente autónomo, capaz de funcionar por sí solo sin importar la intención del hombre, algo que hace “esto o aquello”. Es caer en la trampa de olvidar que Internet es solo una infraestructura inofensiva que brinda determinadas posibilidades al hombre, y que los beneficios o perjuicios que pueda causar dependerán únicamente del uso que de ellas haga el “ser humano”.

La pregunta que muchos hacen: ¿es Internet realmente democrático? Una buena cantidad de habitantes de nuestro planeta no puede vivir hoy sin Internet. Las bolsas de valores de Nueva York colapsarían, los medios de comunicación se paralizarían y un adolescente infartaría al no poder ver la última película de Hollywood desde su BlackBerry. Sin embargo, en nuestro mundo existe también una cantidad de personas quizás mayor que nunca se ha sentado frente al teclado de una computadora. Internet, como la riquezas del planeta, está muy mal repartido, y eso tampoco es culpa de la Red, también es responsabilidad de los hombres. Mientras cada año algunos aumentan su ancho de banda de conexión, hay otros que ni siquiera conocen la bendición de la lectura y la escritura. Son la mayoría, y cada vez están más lejos de una cibersociedad que no se detiene, no los espera para seguir adelante.

*colaboración de una amiga

4 octubre 2009 Posted by | Internet | , , , | Deja un comentario

Internet, Comunicación, Sociedad: cambios y contradicciones (parte 1)

e-comunicación

La Comunicación es una de las esferas que más impacto ha recibido de las nuevas tecnologías, y en particular de Internet. Los cambios abarcan cualquier tipo de relación comunicativa, desde las estrictamente personales hasta la comunicación masiva.

El correo electrónico fue uno de los primeros servicios que brindó Internet y se mantiene con mucha demanda en la actualidad. El hecho de que dos o más personas puedan comunicarse a pesar de estar separadas por grandes distancias, y que lo hagan en solo minutos, tal vez horas allí donde el servicio sea escaso, cambia muchas dinámicas comunicativas de la vida de la gente. Servicios más recientes como el chat, ya no solo textual sino con audio y video incluido, facilitan la creación y el mantenimiento de las relaciones personales.

La difusión casi ilimitada de datos, contenidos e informaciones a través de la World Wide Web, o solamente la Web, es otro servicio de Internet que ha tenido un fuerte impacto en la sociedad. Con solo una computadora conectada a la red se podrá acceder a cantidades de información inimaginables: libros, música, videos, películas, juegos, noticias, etc.

La más reciente aparición de la Web 2.0 ha convertido a Internet en el medio masivo de comunicación tal vez más revolucionario de la sociedad moderna, ya que ha logrado lo que ninguno de sus antecesores: horizontalizar y descentralizar el proceso de comunicación. Ya el receptor está casi a la misma altura que el emisor, incluso, el propio receptor se puede convertir en emisor. Blogs, Wikis, Redes Sociales hacen de Internet el lugar donde cada quien puede tener su espacio. Esa es una de las características más singulares de la gran Red: su interactividad. Todos podemos consumir, transmitir, opinar, compartir, comunicarnos; por ello Internet es considerado como el medio de comunicación más democrático de la actualidad. (continuará…)

*colaboración de una amiga

3 octubre 2009 Posted by | Internet | , , , | Deja un comentario

Movilización general Web

Movilización general en la web

Acabo de recibir la convocatoria a través de Facebook. Y ya me uno, por supuesto.

Ana

29 mayo 2009 Posted by | Internet | , , , , | 5 comentarios

CubAlMater en la Web

Alma MáterCubAlMater es la definición de lo que soy. Una joven cubana que sube cada mañana 88 escalones, y cuando va a las altura del 78, una mirada fugaz esconde, si no revela, la frase que siempre está y nunca se escucha: “Hola, Alma Máter”. He llegado una vez más a la Universidad de la Habana.

Este es un blog para hablar de mi pedacito de Cuba. De mi universidad, de mis amigos, de mis profesores. De una ciudad que parece que respira, se agita, duerme, y luego despierta para empezar otra vez. Una ciudad que vive, y yo tengo el privilegio de verla vivir.

No quiero que se la pierdan. Por eso nace hoy CubAlMater.

15 mayo 2009 Posted by | Universidad de La Habana | , , , , , | 10 comentarios