CubAlMater

el blog de una universitaria cubana

Movilización general Web

Movilización general en la web

Acabo de recibir la convocatoria a través de Facebook. Y ya me uno, por supuesto.

Ana

29 mayo 2009 Posted by | Internet | , , , , | 5 comentarios

Universidad: Jardín de los Laureles

Jardin de los Laureles-Universidad de la Habana

El Jardín de los Laureles: uno de los lugares más lindos de la Universidad de la Habana. Está en el Edificio Felipe Poey, que es la Facultad de Matemática y Computación (Cibernética).

La primera vez que estuve allí fue durante un encuentro con el reconocido escritor uruguayo-cubano Daniel Chavarría y me impresionó por la vegetación natural que está al interior del edificio. Fue una tarde muy agradeble. Chavarría es un tipo agradable y bromista. Recuerdo que al final hicimos una cola larguísima para que él nos firmara libros. Por el buró desfilaron todos sus títulos: “Viudas de Sangre”, “Príapos”, “El ojo de Cibeles”, “Adión Muchachos”… Yo llevé “El rojo en la pluma del loro”, que es mi favorito.

Facultad de Matemática y Computación-Universidad de la Habana

28 mayo 2009 Posted by | Universidad de La Habana | , , , , , , , | 6 comentarios

Base Naval de Guantánamo: Obama ve en peligro sus promesas

Es duro saber que dentro de tu pedacito de tierra se seguirán violando cruelmente los derechos humanos.

Hoy, el Senado de Estados Unidos negó los fondos solicitados por Barack Obama para cerrar la prisión en la Base Naval de Guantánamo, que desde el 2002 encierra a sospechosos de nexos con Al-Qaeda y el ejército talibán.

No solo se rehusaron a aprobar la suma que ascendía a 80 millones de dólares, sino que prohibieron el traslado de cualquiera de los detenidos a territorio norteamericano.

Desde hace varios años, los medios internacionales han denunciado los actos de tortura de que son víctima los prisioneros, entre ellos, el sometimiento a  temperaturas extremas por tiempo prolongado o grandes palizas.

En febrero de 2006, un informe de cinco expertos de la ONU exigió el cierre de las instalaciones por aplicar en ella diversas técnicas de interrogatorios equivalían a actos de tortura. Tres meses después, el Comité de la ONU contra la Tortura pidió a Estados Unidos que cerrara el centro de detención de Guantánamo por violar la legislación internacional.

Como de costumbre, la principal potencia del mundo, el país que lleva a cabo “una encarnizada lucha contra el terrorismo”, “el gobierno que más defiende los derechos humanos”, hace caso omiso a la ONU y mantiene una prisión en la cual existe la crueldad, la barbarie, el salvajismo, mas no los derechos humanos.

prisionero de la Base de Guantánamo
Guantanamo

guantanamo-21

guantanamo 2

CloseGuantanamo

20 mayo 2009 Posted by | Derechos Humanos | , , , , | 14 comentarios

Se nos fue Mario Benedetti

Mario Benedetti

Nuestra táctica será recordar cada una de tus palabras.

Nuestra táctica será amar siempre con cada uno de  tus poemas.

Nuestra táctica será enseñarte a nuestros hijos en cuentos.

Nuestra táctica será hacer primaveras sin esquinas rotas.

En nuestra táctica no habrá nunca tregua posible  porque

Nuestra estrategía será siempre tenerte entre nosotros.

El mundo se agita  hoy con la perdida de Mario Bendetti. Uno de los más grandes de las letras hispanas. Uruguayo de nacimiento, fue no sólo un excelente escritor de novelas, cuentos, poesías, ensayos…, también fue respetado en el mundo por su compromiso con las causas justas. Por sus convicciones políticas, tuvo que vivir más de diez años en el exilio en el período en que las dictaduras militares azotaron al Cono Sur de América. Recibió innumerables premios. Era un buen amigo de Cuba. Publicó más de 40 libros y fue traducido a 20 idiomas. Su nombre ya reluce en letras grandes en la historia de América Latina y del mundo. Así será recordado: Benedetti, eres y siempre serás de los grandes

Ana

Biografía de Mario Benedetti

Poemas de Mario Benedetti

17 mayo 2009 Posted by | América Latina, Literatura | , , , , | 3 comentarios

Argentina: para que los pueblos nunca pierdan la memoria

Madres y abuelas de la Plaza de MayoPorque los pueblos nunca deben perder la memoria. Porque tenemos que saber de dónde venimos. Es la mejor manera de vislumbrar el camino,

Ana

NO HAY MAÑANA SI AYER

Gabriel es un argentino que desde los 18 años vive en Canadá, pues la militancia política de su padre, la misma que él venía adoptando, no podía sobrevivir a la Argentina de la década de 1970. En el 2006 regresó, pero el país encontrado es bien distinto a aquel que un día dejó.

También se llama Gabriel un chileno cuya vida apenas rebasa los 20 años, y aunque cuente con orgullo que su abuela, Joan Turner, es la viuda Víctor Jara, el cantautor asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet, su rutina de bailarín clásico lo mantiene alejado de aquella época.

La Organización de las Naciones Unidas dice que sus países ya no son “subdesarrollados”, sino que están en “vías de desarrollo”. Por un lado, capitales con calles atestadas de autos y rascacielos símbolos de la pretendida modernidad. Por otro, pueblos que conservan casas sombrías con techos de tejas, e incluso, calles de adoquines. Y la gente: algunos apurados en ir de un trabajo al otro para mantener cierto nivel de vida, y otros que simplemente buscan un pedazo de pan para no acostarse con el estómago vacío.

Argentina y Chile son hoy tan diferentes, que ni siquiera recuerdan.

Entonces yo me pregunto, y probablemente usted también lo haga: ¿Es que los pueblos ya olvidaron a sus más de 50 mil hijos que murieron o desparecieron en menos de una década? ¿A nadie le importa que los generales de la Junta Militar argentina vivan, y mueran algún día con la impunidad del dinero y la culpa fantasma de sus crímenes olvidados? ¿Acaso las fosas comunes chilenas que escondían a los revolucionarios asesinados fueron una película de ficción?

Madre de la PLaza de Mayo

Parece que sólo las Madres de la Plaza de Mayo recuerdan que sus hijos pudieron desaparecer en el Río La Plata, cuando una mano insensible los arrojara desde helicópteros a  miles de pies de altura. Parece que han olvidado calificar de “héroes” a hombres como Tulio Valenzuela, quien protegió la vida de Mario Firmenich, el número uno del Movimiento Peronista Montonero, cuando sabía que la acción podía costar la vida de su hijo Sebastián y su esposa María, con 8 meses de embarazo.

¿Cómo es posible que los pueblos olviden su propia historia? Según he escuchado por ahí, las huellas del sufrimiento impiden a los que lo vivieron cualquier intento de recordar; y los jóvenes, entretenidos con Internet, celulares y discotecas, no tienen tiempo de volver sobre un pasado “que ya no van a poder cambiar” y que “nada tiene que ver con su vida actual”30_madr-p-mayo

No obstante, no podría omitir que he visto a un grupo de argentinos recordar al Che Guevara mientras tararean junto a Silvio Rodríguez: “La era está pariendo un corazón…”. También he visto llorar a un chileno cuando recuerda a sus hermanos indígenas masacrados, y decir de quienes explotaron y explotan a su país que “hay gente tan pobre, pero tan pobre en este mundo, que sólo tiene dinero”.

Pero no es suficiente con eso. Pueblos que tanto padecieron merecen reivindicarse, mas no se puede construir la democracia sobre la base del olvido. Un mañana diferente sólo será posible si la memoria de los que ayer murieron acompaña a quienes hoy luchan, como dice el cantautor español Ismael Serrano: “…guían mis manos, sus manos fuertes, hacia el futuro, hasta la victoria siempre”.

16 mayo 2009 Posted by | América Latina | , , , , , | 13 comentarios

Carta de despedida del Che Guevara a Fidel Castro

Che

“Año de la Agricultura”
Habana

Fidel:

Me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuando te conocí en casa de María Antonia, de cuando me propusiste venir, de toda la tensión de los preparativos.
Un día pasaron preguntando a quién se debía avisar en caso de muerte y la posibilidad real del hecho nos golpeó a todos. Después supimos que era cierto, que en una revolución se triunfa o se muere (si es verdadera). Muchos compañeros quedaron a lo largo del camino hacia la victoria.
Hoy todo tiene un tono menos dramático porque somos más maduros, pero el hecho se repite. Siento que he cumplido la parte de mi deber que me ataba a la Revolución cubana en su territorio y me despido de ti, de los compañeros, de tu pueblo que ya es mío.
Hago formal renuncia de mis cargos en la Direccón del Partido, de mi puesto de Ministro, de mi grado de Comandante, de mi condición de cubano. Nada legal me ata a Cuba, sólo lazos de otra clase que no se pueden romper como los nombramientos.
Haciendo un recuento de mi vida pasada creo haber trabajado con suficiente honradez y dedicación para consolidar el triunfo revolucionario.
Mi única falta de alguna gravedad es no haber confiado más en ti desde los primeros momentos de la Sierra Maestra y no haber comprendido con suficiente celeridad tus cualidades de conductor y de revolucionario.
He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe.
Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días, me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios.
Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos. Yo puedo hacer lo que te está negado por tu responsabilidad al frente de Cuba y llegó la hora de separarnos.
Sépase que lo hago con una mezcla de alegría y dolor, aquí dejo lo más puro de mis esperanzas de constructor y lo más querido entre mis seres queridos… y dejo un pueblo que me admitió como un hijo; eso lacera una parte de mi espíritu. En los nuevos campos de batalla llevaré la fe que me inculcaste, el espíritu revolucionario de mi pueblo, la sensación de cumplir con el más sagrado de los deberes; luchar contra el imperialismo dondequiera que esté; esto reconforta y cura con creces cualquier desgarradura.
Digo una vez más que libero a Cuba de cualquier responsabilidad, salvo la que emane de su ejemplo. Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo al que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos. Que he estado identificado siempre con la política exterior de nuestra Revolución y lo sigo estando. Que en dondequiera que me pare sentiré la responsabilidad de ser revolucionario cubano, y como tal actuaré. Que no dejo a mis hijos y mi mujer nada material y no me apena: me alegra que así sea. Que no pido nada para ellos pues el Estado les dará lo suficiente para vivir y educarse.
Tendría muchas cosas que decirte a ti y a nuestro pueblo, pero siento que son innecesarias, las palabras no pueden expresar lo que yo quisiera, y no vale la pena emborronar cuartillas.

Hasta la victoria siempre, ¡Patria o Muerte!
Te abraza con todo fervor revolucionario,

16 mayo 2009 Posted by | Che | , , , , , , , | 16 comentarios

El segundo día de CubAlMater en la Web

Dentro de pocas horas termina el segundo día de CubAlMater en la Web y ya tiene más de 100 visitas. Es algo que en verdad no me esperaba y me pone muy contenta. Por eso, quiero agradecer a todos los que hoy han entrado a este blog, y a los que han comentado: a María Martínez por el ánimo, a José Luis, a USB por sus consejos, a Yohandry por publicar mi post en su blog, a el conde por su aporte, a Ernesto, a Yusmany por sus palabras lindas, a Josep por el enlace de la película y por la carta. Así que como este es un blog de todos, he decidido poner la carta que me ha facilitado el amigo Josep. Es la carta de despedida del Che a Fidel Castro.Otra vez, a todos muchas gracias,

Ana Rivero

16 mayo 2009 Posted by | Amigos | , , , | Deja un comentario

Cuba: una mirada desde La Calle del Medio

La calle del medioEsta semana, Enrique Ubieta, director de la revista La Calle del Medio,  llegó por la Universidad de la Habana para intercambiar con los jóvenes acerca de la joven publicación. El encuentro fue concebido para reconocer la labor que durante un año ha desempeñado el colectivo de autores de la revista.

Entre palabras de elogio y consejos transcurrieron dos horas de diálogo intenso. Los estudiantes pudieron contar cuánto persiguen en los estanquillos a “La calle…” y cómo a veces pagan con gusto a los revendedores algo más del precio normal, para poder disfrutar de sus artículos, entrevistas, y hasta hay quienes la persiguen por las recetas de cocina.

Claro, también hubo sugerencias, consejos, inquietudes. Incluso, hubo alguno (fanático de las grandes Ligas) que comentó su desacuerdo con un desmontaje que se le hizo en el número 11 al mito de las Grandes Ligas, y contó que aquello provocó una pequeña discusión en su familia.

Tras la risa de todos, Ubieta se mostró satisfecho porque precisamente eso busca la revista: crear polémica, diálogo, intercambio de ideas diferentes para estimular a la gente a pensar su realidad.

¡Y mira que “La calle…” logra su objetivo! En un año de vida, ha puesto a sus lectores a pensar y polemizar sobre muchísimos y variados temas: desde las series extranjeras (CSI o Doctor House), hasta lo que significa ser cantante de reguetón en Cuba.

La Calle del Medio es una revista mensual, publicación cultural de la agencia Prensa Latina, que ya cuenta con 12 números (un año) y que captó desde el primer momento al público cubano por su interesante y atractivo diseño, por los diversos temas que refleja y la forma fresca en que lo hace, por la polémica que genera y porque en sus páginas da espacio para reflejar las diferentes opiniones del pueblo.

Una excelente noticia: ya podemos descargar en PDF las 12 ediciones, aquí dejo el link y los invito a que no se pierdan:

Descargar La Calle del Medio

16 mayo 2009 Posted by | Publicaciones cubanas, Universidad de La Habana | , , , , , , , | 5 comentarios

Carta del Che a sus hijos

che_guevara2b

A mis hijos

Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto:

Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre Uds.

Casi no se acordarán de mi y los más chiquitos no recordarán nada.

Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones.

Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.

Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de

Papá

Tomado de http://www.americas-fr.com/es/historia/guevara-hijos.html

16 mayo 2009 Posted by | Che | , , , , | 29 comentarios

José Martí: Carta a María Mantilla

jose_marti(Fragmentos)

A mi María:

Y mi hijita ¿qué hace, allá en el Norte, tan lejos? ¿Piensa en la verdad del mundo, en saber, en querer,-en saber, para poder querer,-querer con la voluntad, y querer con el cariño? ¿Se sienta, amorosa, junto a su madre triste? ¿Se prepara a la vida, al trabajo virtuoso e independiente de la vida, para ser igual o superior a los que vengan luego, cuando sea mujer, a hablarle de amores,-a llevársela a lo desconocido, o a la desgracia, con el engaño de unas cuantas palabras simpáticas, o de una figura simpática? ¿Piensa en el trabajo, libre y virtuoso, para que la deseen los hombres buenos, para que la respeten los malos, y para no tener que vender la libertad de su corazón y su hermosura por la mesa y por el vestido? Eso es lo que las mujeres esclavas, esclavas por su ignorancia y su incapacidad de valerse,llaman en el mundo “amor”. Es grande, amor: pero no es eso.Yo amo a mi hijita. Quien no la ame así, no la ama. Amor es delicadeza, esperanza fina, merecimiento y respeto. ¿En qué piensa mi hijita? ¿Piensa en mí?

(…)

Donde yo encuentro poesía mayor es en los libros de ciencia, en la vida del mundo, en el orden del mundo, en el fondo del mar, en la verdad y música del árbol, y su fuerza y amores, en lo alto del cielo, con sus familias de estrellas. Y en la unidad del universo, que encierra tantas cosas diferentes, y es todo uno, y reposa en la luz de la noche del trabajo productivo del día. Es hermoso, asomarse a un colgadizo, y ver vivir al mundo: verlo nacer, crecer, cambiar, mejorar, y aprender en esa majestad continua el gusto de la verdad, y el desdén de la riqueza y la soberbia a que se sacrifica, y lo sacrifica todo, la gente inferior e inútil. Es como la elegancia, mi María, que está en el buen gusto, y no en el costo. La elegancia del vestido, la grande y verdadera, está en la altivez y fortaleza del alma. Un alma honrada, inteligente y libre, da al cuerpo más elegancia, y más poderío a la mujer, que las modas más ricas de las tiendas. Mucha tienda, poca alma. Quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera. Quien lleva mucho afuera, tiene poco adentro, y quiere disimular lo poco. Quien siente su belleza, la belleza interior, no busca afuera belleza prestada: se sabe hermosa, y la belleza hecha echa luz. Procurará mostrarse alegre, y agradable a los ojos, porque es deber humano causar placer en vez de pena, y quien conoce la belleza la respeta y cuida en los demás y en sí. Pero no pondrá en un jarrón de China un jazmín: pondrá el jazmín, solo y ligero, en un cristal de agua clara. Esa es la elegancia verdadera: que el vaso no sea más que la flor.

(…)

Pasa, callada, por entre la gente vanidosa. Tu alma es tu seda. Envuelve a tu madre, y mímala, porque es grande honor haber venido de esa mujer al mundo. Que cuando mires dentro de ti, y de lo que haces, te encuentres como la tierra por la mañana, bañada de luz. Siéntete limpia y ligera, como la luz. Deja a otras el mundo frívolo: tú vales más. Sonríe, y pasa. Y si no me vuelves a ver, haz como el chiquitín cuando el entierro de Frank Sorzano: pon un libro, el libro que te pido, sobre la sepultura. O sobre tu pecho, porque ahí estaré enterrado yo si muero donde no lo sepan los hombres. Trabaja. Un beso. Y espérame.

Tu

J. Martí

Cabo Haitiano, 9 de abril, 1895

Tomado de http://jose-marti.org

16 mayo 2009 Posted by | José Martí | , , | 3 comentarios